Contactos Agregar a los favoritos
 
 
buscar
Decoración con telas
Decoración

Hoy en día, la decoración con telas es fundamental para la arquitectura, ningún ambiente es igual a otro, cada uno necesita ser planificado en detalle de acuerdo a las necesidades y gustos de sus ocupantes.
El diseño de ambientes, potencia la efectividad del espacio, haciéndolo apto para la función que desempeña, pero a la vez, agradable y acogedor.

Para diseñar un ambiente ya existente se puede recurrir a complicados cambios estructurales, decorativos y funcionales, y los resultados serán muy buenos, pero si no existen los medios para estas grandes modificaciones, podemos recurrir a estrategias más sencillas, a cambiar los detalles. Por ejemplo los tapizados, cortinados y demás entelados de un ambiente, pueden cambiarse de un modo planificado para lograr un nuevo aspecto en el espacio.

Algunos puntos son clave en la decoración con telas de un ambiente, estos dependen de la habitación por supuesto, en el living, el sofá es uno de los elementos centrales, en cambio en un dormitorio, lo es la cama, en la biblioteca, el escritorio y así sucesivamente.

Elección para la decoración con telas :

Para el sofá:

Decoración con telas Al momento de elegir las telas, debemos tener en cuenta las propiedades, resistencia y tejido de las mismas, este aspecto es decisivo en el resultado.
Entre los tejidos podemos optar por el algodón, terciopelo, seda, brocatos.
La elección depende de la decoración de la sala, para muebles orientales, el algodón y la seda, son indicados, pero el terciopelo en cambio, resulta pesado y fuera de lugar, en cambio para unos muebles estilo Luis XVI, el terciopelo y los brocados, resultan ideales.
Estos tejidos son más fáciles de mantener si son mezclados con fibras sintéticas (poliéster, etc.).

La resistencia de las telas de tapicería viene dada en los llamados ciclos martindale, y en la urdimbre, debe tener más de veinte mil ciclos y los hilos bien tensados.
Las propiedades de las telas de tapicería actuales consisten en tratamientos antimancha, ignífugos, antihumedad, y sanforizado que evita que el tejido se encoja.

Para las ventanas:

Aquí, la elección depende del tipo de tapizado que se desee.
Las cortinas aceptan materiales como el voile, la seda, algodón, brocado, y hasta terciopelo, dependiendo de la habitación y el mobiliario. Los colores claros dejan pasar mayor cantidad de luz, pero los tejidos pesados como el brocado y el terciopelo, están reservados para climas fríos y por las noches, pues retienen gran parte de la luz.

Los estores, son muy populares y económicos, ya que necesitan poca tela. Es mejor sujetarlos de una barra lisa que armonice con el estor.
Podemos recurrir al cortinado doble, donde una cortina es para el día, que permite el pasaje de luz, y otra es para la noche, para dar privacidad y personalidad a la habitación.

Para camas:

La variedad de cubrecamas y acolchados es enorme. Pueden armonizar con las cortinas, incluso ser de la misma tela, o constituirse en los protagonistas del dormitorio, con diseños especiales, como los cubrecamas de pieles sintéticas, o acolchados hindúes en sedas bordadas. También pueden pasar desapercibidos para no competir con algún otro mueble u objeto que deseemos destacar.

Califica este artículo con tu voto

 
   

Menú principal
  Bricolaje
  Cocina
  Decoración
  Jardín
  Relaciones

 

 

Artículos relacionados


 

 
 

© Todos los derechos reservados - www.casayvidas.com - 2007